La Artista y el Literato



Dejas escapar las primeras notas, con una voz extraña a la par que conocida para mí, y, cuando aún no me he recuperado de la sorpresa, miras a cámara y haces que contenga la respiración. Entonces lo veo claro; estoy en lo cierto, porque es algo que está ahí, es palpable y hasta el más ignorante de los humanos puede percibirlo: derrochas energía. Noto toda esa fuerza que pareces canalizar con tus manos, con esos movimientos lentos y estudiados, y me siento pequeño. Necesito varios segundos para descubrir que se me ha olvidado espirar. Necesito de ese tiempo para volver a ser yo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte, comenta, difunde…

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...