Antes y Después.


José Armero.


Tres años después de encontrarme en aquel lugar ante ese momento helador, vuelven a mi, sueños, sentimientos y recuerdos dolorosos de ese punto final, de ese antes y después. Un antes y un depuse en el cual vino el ángel de la muerte para llevarme. Pero la guerra contra los ángeles que me protegían era inevitable. Lucha, sacrificio, sufrimiento, superación, después de la batalla con el resultado de la  muerte de  todos mis protectores y sufrir la derrota en la batalla, que no la guerra, antes de dar mi último suspiro, una luz empezó a brillar y dio paso al renacimiento, de  entre todos mis ángeles a un  nuevo ángel sagrado. Una nueva lucha sin cuartel, sin rendición surgió. La oscuridad total por un instante llego a apoderarse de mí. Lo que el ángel de la muerte no sabía, era que el poder del nuevo ángel se veía incrementado cuanto más duro y dolorosa era la situación. Más fuerte era la llama que surgía desde la más intensa oscuridad  de donde victorioso me resurgí de la guerra, acompañado ya por siempre del ángel que me  protege, para guiar mi brazo en las nuevas contiendas, donde nuevos aliados se unieron para escoltarme en el  camino que queda por andar. El ángel de la no rendición y el ángel de la  felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte, comenta, difunde…

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...